¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

yoga

 

Comer debe ser un placer, finalmente es una necesidad con la que no habría que pelearse porque tenemos que hacerlo todos los días y varias veces. Pero después resulta que lo que comemos lejos de hacernos sentir bien, nos hace sentir mal. Que seguimos sin estar nutridos, nos notamos inflamados, el estrés nos persigue, el estreñimiento nos agobia y estamos de malas… ¿les suena?

Tengo LA solución a todos sus problemas: ¡hagan yoga!

¿Sabían que la yoga y sus increíbles posturas mejoran la salud digestiva?

El sistema digestivo descompone los alimentos que comemos en nutrientes que el cuerpo necesita, esa es su función. Ahí se asimilan para que después éste realice sus tareas. Lo que no se usa, se elimina. O así debería ser.

Lo que es cierto es que si no te cuidas, vienen los problemas, desajustes y malestares. Si no le das al cuerpo lo que pide, seguirás enfermo e inflamado. Si no atiendes las señales de que algo no esta bien, a la larga habrá consecuencias y complicaciones.

Sin duda, el primer paso para alcanzar buena salud digestiva es la  alimentación. Comienza por comer a tus horas, beber mucha agua, aumentar el consumo de fibra (soluble e insoluble) y moderar los alimentos ricos en grasas de origen animal o con grasas saturadas así como el consumo de proteína. También hay que incorporar prebióticos (frutas y verduras) y probióticos (contenidos básicamente en el yogurt).

Una vez que todo esto esté instaurado ya en tu vida diaria, siguen dos pasos fundamentales: ejercicio y manejo del estrés. La triada saludable eliminará para siempre tus problemas de digestión.

La actividad física y el ejercicio como tal ayudan a los movimientos de todo el tracto digestivo, desde el estómago hasta el colon. Eso hace, entre otras cosas, que disminuya el estreñimiento, la inflamación y mejore la digestión.

En el caso específico de la yoga, a base de repetir y repetir, mejorar y lograr mejor las posturas podrás estabilizar y regular todo tu cuerpo y sus procesos. Eso, sin duda, genera bienestar. Bienestar físico y emocional.

Esto es lo que la hace maravillosa, única. El resultado de hacer tu práctica constantemente mejorar todo: tu cuerpo, tu mente y tu espíritu. Entonces, como consecuencia, sirve también para manejo del estrés.

Las posturas de yoga con curvas, giros hacia delante y rotaciones comprimen el abdomen para liberar gas y aumentar el flujo de sangre y  oxigeno a todos los órganos del sistema. Además, dan masaje y aumentan la motilidad del intestino.

Así que no te lo pienses más, haz mejoras en tu dieta y búscate una clase de yoga a la que puedas ir de manera fácil y periódica. No te vas a arrepentir.

Sol Sigal.

13 abril, 2016 @ 2:25 pm No hay comentarios en Yoga y salud digestiva