¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

vitaminaD

 

La osteoporosis es una enfermedad que causa pérdida de la densidad de los huesos y, como consecuencia, un mayor riesgo de fracturas. De acuerdo con datos de la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF, por sus siglas en inglés), la expectativa de vida de los mexicanos aumentó casi 39 años en promedio en las últimas siete décadas (pasó de 36,2 a 75 años) y la población del segmento etario de 60 años y más (10,7 millones actualmente) aumentará a 36,4 millones en 2050. En ese momento la expectativa de vida para los mexicanos será de 82 años.

Si entendemos que la osteoporosis y las fracturas por fragilidad ósea son enfermedades asociadas con el envejecimiento, para esa fecha estaremos frente a un gran problema de salud pública. Se sabe que una persona mayor de 70 años produce cerca de 30% menos de vitamina D, que una persona más joven (relacionada con exposición al sol).

En México, el riesgo de sufrir una fractura de cadera a los 50 años es de 8,5% en las mujeres y 3.8% en los hombres. Es decir, una de cada 12 mujeres y uno de cada 20 hombres aproximadamente. Hay informes que aseguran que esta cantidad puede aumentar.

Este mismo estudio ofrece una información importante, el costo total por paciente con fractura de cadera (USD, 2006):

IMSS: 3921

Secretaría de Salud: 1613

Medicina privada: 6206 – 13778

Sin duda son cantidades nada despreciables y frente a las cuales se me ocurren otras veinte cosas mejores para invertir que en una cirugía por fractura o prótesis de cadera.

Ahora bien, ¿cómo se puede minimizar el riesgo de sufrir osteoporosis y por lo tanto fractura de cadera? Es decir, ¿cómo puedo ahorrarme ese dinero? Fácil, con un correcto consumo de vitamina D.

La vitamina D es una vitamina liposoluble que se almacena en el tejido graso del cuerpo y lo ayuda a absorber calcio y fósforo, dos minerales esenciales para la formación de hueso. De hecho, los problemas de densidad ósea no necesariamente se relacionan a la falta de calcio sino a la de vitamina D, la encargada de que se absorba. Es la infancia y hasta los 18-20 años el momento más importante para este proceso ya que es cuando se construye la mayor cantidad de hueso.

Si bien el cuerpo puede producir vitamina D cuando se expone a las radiaciones solares, en la población de México hay un déficit importante. Mucho tiene que ver con alimentación y hábitos (fumar por ejemplo). Se necesita exponer directamente al sol una parte del cuerpo que tenga grasa (abdomen, piernas, brazos o espalda) por 15-25 minutos tres veces por semana para garantizar una producción suficiente. Por supuesto, pieles más oscuras, que se expongan a la luz del sol de manera indirecta, a través de vidrios o con bloqueador solar interrumpen este proceso.

A esto hay que sumar que los rayos del sol se han vuelto más dañinos a partir de los daños en la capa de ozono por lo que, cada que pensamos en asolearnos lo primero que nos viene a la mente, de manera inevitable, es el cáncer de piel.

Por ello, es importante decir que muy pocos alimentos la contienen de manera natural y al ser un tema de salud importante para la población, la respuesta se ha encontrado adicionando productos.

Los pescados grasosos (atún, salmón), el hígado de res, el queso, la yema de huevo son algunas fuentes, pero tampoco es que contengan tanto. Sin embargo la leche si aporta lo que necesitamos y por ello se vuelve un alimento fundamental para cumplir el aporte de vitamina D para construir huesos y dientes sanos y fuertes.

¿Cuánta vitamina D necesito?

Bebés hasta los 12 meses: 400 UI

Niños de 1 a 13 años: 600 UI

Adolescentes de 14 a 18 años: 600 UI

Adultos de 19 a 70 años: 600 UI

Adultos mayores de 71 años: 800 UI

Embarazo y lactancia: 600 UI

¿Sabías que con 2-3 vasos de leche al día queda cubierto este requerimiento? ¿Así o más fácil? Alejarte de la osteoporosis y las fracturas es tan sencillo como caminar al refri y beber este súper alimento.

Sol Sigal.

7 septiembre, 2016 @ 2:10 pm No hay comentarios en Vitamina D u osteoporosis ¿qué prefieres?