¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

 

Octubre es el mes del cáncer y por ello, el sábado 28 voy a nadar 5 kilómetros en el mar de Cortés (La Paz, Baja California Sur) y recaudar fondos en pro de la prevención de esta terrible enfermedad.

El evento “Por Ellas, brazadas en pro de la prevención del cáncer” lleva muchos años haciéndose, desde 2006, y comenzó por iniciativa de 4 mexicanas activas (Edna, Nanez, Paty y Nora) quienes tenían el propósito de donar su experiencia como atletas de alto rendimiento y 2 de ellas como sobrevivientes de cáncer a otras mujeres que viven de cerca esta enfermedad. Así, buscaron la manera de unir su pasión por el deporte y su historia personal en un proyecto que hoy educa, diagnostica, cura y da seguimiento a cientos de mujeres y niños.

La idea es que nadando se pueda ayudar. Se forman equipos o se nadan en solitario los 35 kilómetros, gana el que más recaude no quien nade rápido o los que llegan primero a la meta. Aquí ganamos todos. Se busca generar conciencia y acompañar a pacientes oncológicos de diferentes maneras y para siempre.

Este año, gracias al programa de radio Vivo Deporte que tengo la fortuna de conducir desde 2013 (todos los viernes a las 8am en W Deportes, 730 de AM) y gracias a que abrieron distancias más sencillas (3 y 5 kilómetros) es que puedo unirme a la causa.

Este año puedo donar mis brazadas y dedicárselas a mi tía Galia que murió de cáncer de mama hace 12 años y a mi tío León que murió 8 meses después con un cáncer fulminante. Puedo, a través de la natación (mi gran amor) curar la frustración que sentí hace tantos años al no poder ayudar cuando tuve que enterrar a la mitad de mi familia en menos de un año porque, en medio de esas dos muertes, mi abuelo también murió y mi abuela loca de dolor se dejó abrazar por el Alzheimer y permitió a su mente olvidarse de todo. Yo hubiera hecho lo mismo. Pero no, sigo aquí y hoy estoy a sólo unas horas de pedir permiso al mar para que me deje vaciar mis cenizas emocionales y me permita nadar por los que quedamos vivos.

Como verán es una causa que me mueve, me pega de cerca y me obliga a hablar de ella. Me siento con la responsabilidad de recordarles el autocuidado y la autoexploración, de decirles que se toquen todo el cuerpo una vez al mes, incluidos los senos de hombres y mujeres, para que si encuentran algún cambio estén a tiempo de curarse. El 90% de los casos de cáncer de seno que se detectan en etapas tempranas tienen buen pronóstico. Es importante ir al médico, hacerse mastografías una vez al año a partir de los 40 y si hace falta ultrasonido. Son minutos de incomodidad por meses de tranquilidad.

Además, me importa hablarles también de los factores de prevención: dieta y ejercicio. Se sabe que pacientes que son activos tienen mejor pronóstico durante el tratamiento y aumenta en un 50% la probabilidad de que salgan bien librados de esta enfermedad. Así mismo, comer bien, no fumar ni beber disminuye el riesgo. Cuerpos ejercitados y nutridos son más resistentes a lo rudo del tratamiento.

Ya lo saben, cáncer puede darnos a todos y en cualquier momento, no se puede evitar, pero si puedes alejarte de los factores de riesgo y mantenerte alerta a su probable aparición. Hoy se me presenta la oportunidad de ayudar, de donar, de nadar por ellas… espero que tu hagas tu parte cuidándote, checándote, siendo activo y comiendo bien.

Sol Sigal.

 

 

 

 

 

25 octubre, 2017 @ 10:57 am No hay comentarios en Por ellas