¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

 

Octubre es el mes del cáncer y por ello, el sábado 20 voy volver a nadar 5 kilómetros en el mar de Cortés (La Paz, Baja California Sur) y recaudar fondos en pro de la prevención de esta terrible enfermedad.

El evento “Por Ellas, brazadas en pro de la prevención del cáncer” lleva muchos años haciéndose, esta es su décima edición y comenzó por iniciativa de 4 mexicanas activas (Edna, Nanéz, Paty y Nora) quienes tenían el propósito de donar su experiencia como atletas de alto rendimiento y dos de ellas como sobrevivientes de cáncer, a otras mujeres que viven de cerca esta enfermedad. Así, buscaron la manera de unir su pasión por el deporte y su historia personal en un proyecto que hoy educa, diagnostica, cura y da seguimiento a cientos de mujeres y niños.

La idea es que nadando se pueda ayudar. Se forman equipos o se nada en solitario para completar los 35 kilómetros, gana el que más recaude no quien nade más rápido o que llegue primero a la meta. Aquí ganamos todos. Se busca generar conciencia y acompañar a pacientes oncológicos de diferentes maneras y para siempre.

Este año, gracias al programa de radio Vivo Deporte que tengo la fortuna de conducir desde 2013 (todos los viernes a las 10am en W Deportes, 730 de AM) y gracias a que abrieron distancias más sencillas (3 y 5 kilómetros) es que puedo unirme a la causa.

Hoy puedo donar mis brazadas y dedicárselas, como el año pasado, a mi tía Galia y a mi tío León que murieron de cáncer con sólo 8 meses de diferencia. Sumo este año a mi nado el recuerdo de Axel y las batallas de Mila y de Isaac, guerreros impecables.

Puedo, a través de la natación (mi gran pasión) sanar la frustración que siento de no poder hacer más. Hoy sigo aquí y hoy estoy a sólo unas horas de pedir permiso al mar para que me deje vaciar mis cenizas emocionales y me permita nadar por los que quedamos vivos.

Como verán es una causa que me mueve, me pega de cerca y me obliga a hablar de ella. Me siento con la responsabilidad de recordarles el autocuidado y la autoexploración, de decirles que se toquen todo el cuerpo una vez al mes, incluidos los senos de hombres y mujeres, para que si encuentran algún cambio estén a tiempo de curarse. El 90% de los casos de cáncer de seno que se detectan en etapas tempranas tienen buen pronóstico. Es importante ir al médico, hacerse mastografías una vez al año a partir de los 40 y si hace falta ultrasonido. Son minutos de incomodidad por meses de tranquilidad.

Además, me importa hablarles también de los factores de prevención: dieta y ejercicio. Se sabe que pacientes que son activos tienen mejor pronóstico durante el tratamiento y aumenta en un 50% la probabilidad de que salgan bien librados de esta enfermedad. Así mismo, comer bien, no fumar ni beber disminuye el riesgo. Cuerpos ejercitados y nutridos son más resistentes a lo rudo del tratamiento.

Ya lo saben, cáncer puede darnos a todos y en cualquier momento, no se puede evitar, pero si puedes alejarte de los factores de riesgo y mantenerte alerta a su probable aparición. Hoy se me presenta la oportunidad de ayudar, de donar, de nadar por ellas… espero que tu hagas tu parte cuidándote, checándote, siendo activo y comiendo bien.

Sol Sigal.

 

 

17 octubre, 2018 @ 1:54 pm No hay comentarios en Por ellas, otra vez