¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

 

Me acabo de encontrar un artículo en eatright.org, página de internet de la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos, que explica un tema del que ya les he hablado antes aquí: las interacciones entre alimentos y medicamentos. Es súper importante saber si lo que comes está disminuyendo o aumentando el efecto de la medicina que te recetó el doctor, así que pon atención a los alimentos que debes cuidar:

Jugo te toronja

El jugo de toronja contiene furanocumarinas, compuestos que actúan en el cuerpo y alteran las características de ciertos medicamentos. El jugo de naranja y otros cítricos no lo contienen, por eso no hay de que preocuparse.

Estas sustancias pueden aumentar la absorción de ciertos compuestos, pero disminuir el de otros. Las furanocumarinas alteran la absorción de medicamentos para controlar la presión arterial, para tiroides, antihistamínicos, bloqueadores del ácido del estómago, anticonceptivos orales y antitusivos (para la tos). Por eso, la recomendación es evitar el consumo de toronja (en jugo sobre todo, pero también en pieza) mientras dure el tratamiento.

Verduras de hoja verde

Los medicamentos para adelgazar la sangre interfieren con los factores de coagulación dependientes de la vitamina K. Comer demasiadas verduras de hoja verde, que son ricos en esta vitamina pueden disminuir la acción de los anticoagulantes. Pero no tienes que renunciar por completo a tu jugo verde de la mañana, la clave está en moderar la cantidad y no beberlo cerca de la hora a la que tomes la medicina. Ojo también con estas dietas de moda “détox” que te llenan de espinaca, kale, algas, acelgas y lechugas porque lejos de hacerte bien, pueden interferir con tus medicamentos.

Sustitutos de sal

¿Te dijeron que no comas sal y mejor compres sustitutos? Ten cuidado, puedes estar poniendo en riesgo tu salud. Las sales de potasio interfieren con medicamentos para la insuficiencia cardiaca y para la presión arterial, padecimientos en los que suele pedirse que disminuya el consumo de sodio. Lo ideal es consumirlos poco y alejados de la hora de tus medicinas.

Alimentos con tiramina

Los niveles altos en sangre del aminoácido tiramina pueden causar un aumento de la presión arterial. Algunos medicamentos para la depresión y otros para el Parkinson pueden modificar su efecto en presencia de este aminoácido. A veces se genera dolor de cabeza y puede llegar a crisis hipertensiva. Los alimentos ricos en tiramina son, entre otros: chocolate, nueces, hígado de pollo, arenque y sardina, queso maduro, carnes ahumadas y carnes frías, soya fermentada y cerveza de barril (las cervezas enlatadas y embotelladas están bien).

Así pues, si estás bajo tratamiento médico asesórate con un especialista que verifique cuáles alimentos debes moderar en tu dieta para que verdaderamente tu salud mejore. Recuerda, la diferencia entre el veneno y el remedio es la dosis.

Sol Sigal.

 

 

 

 

 

 

16 enero, 2019 @ 12:39 pm No hay comentarios en Ojo con estos alimentos