¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

bacterias

 

Ayer veía la tele… en general soy mala para quedarme en un sólo programa pero este si me atrapó. Hablaban de mi nueva obsesión, las bacterias y dijeron algo que me movió el piso: “Las bacterias son capaces de todo”. ¡Es cierto!

A lo largo de los años hemos asociado la palabra bacteria con suciedad, enfermedad y cosas malas. De hecho, de ahí el excesivo uso de antibióticos. Los últimos 20 o 30 años han servido para darnos cuenta que hay de bacterias a bacterias, no todas son iguales y mucho menos todas son malas.

Hay bacterias que necesitamos y que no sólo no nos hacen daño sino nos mantienen vivos. De hecho, tenemos miles de millones en el cuerpo, por dentro y por fuera. En todas partes.

Una vez más, les hablaré de las bacterias del sistema digestivo que finalmente es lo que me corresponde como nutrióloga. En los intestinos de cada uno de nosotros habitan más de 100 billones de bacterias de cientos de especies diferentes (más de 400). Su trabajo es hacer del alimento, energía, vitaminas y aminoácidos. A su vez, ayudan al metabolismo de las toxinas y nos protegen contra patógenos o bichos malos.

En este programa hablaban de tres tipos de flora bacteriana o microbiota, así como los tipos de sangre y que son independientes a edad, sexo y otros factores. De hecho, decían que esta distribución bacteriana del colon es en realidad una huella biológica de cada ser humano y las enfermedades de cada uno de nosotros están relacionadas con estos bichos personales.

Obviamente, mencionaban la importancia de mantener este delicado microsistema funcionando y para ello de la alimentación, los prebióticos y los probióticos.

Finalmente, los estudios de los que hablaron asocian el consumo de productos con probióticos a una mejor salud digestiva, sobre todo en el tratamiento de diarreas e intolerancia a la lactosa.

Así pues, hoy por hoy se sabe y reconoce la importancia de las bacterias en el colon para mejorar la salud de los seres humanos y se asume la importancia del consumo de los alimentos que contienen probióticos (sobre todo el yogurt) y prebióticos.

Definitivamente no todo está dicho en cuestión de bacterias, hay mucha investigación aún por hacer pero lo que es una realidad hoy por hoy es que a mejor dieta, mejor salud y mejor microbiota, menos enfermedades.

Finalmente, les dejo el link a una infografía muy buena que habla de lo que ocurre en el cuerpo al consumir probióticos, creo que con esto… no hay nada más que decir: http://bit.ly/2aLdGfT

Sol Sigal.

3 agosto, 2016 @ 2:28 pm No hay comentarios en ¡No todas son malas!