¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

 

Se acabaron las vacaciones y con el regreso a clases regresó el caos, las desmañanadas, la rutina y el problema de siempre: ¿qué le mando a mi hijo de lunch?

Yo te diría que dejes de complicarte. Los niños son tan sencillos como nosotros los hacemos de sencillos y tan complicados y remilgosos como se los permitimos.

Es falso que haya que hacer sándwiches en forma de tren, hot cakes de gato o fresas cortadas como flor. Falso de toda falsedad. Puedes perfectamente mandarle a tu hijo alimentos ricos, sanos y divertidos sin tener que hacer origami.

La clave está en darle variedad. Cuando digo esto no me refiero a nada muy complicado, solo a que diseñes menús para dos semanas y los repitas. No es difícil.

Te dejo unas ideas para que te guíes. Recuerda: el lunch no sustituye el desayuno, en todo caso lo complementa. Debe ser entre 10-15% de las calorías diarias. El propósito de que los niños coman un refrigerio es que recarguen energía y puedan aprender, jugar y aprovechar la escuela. No te confundas, no debe ser nada sofisticado. El chiste es que platiques con tu hijo y vean qué le gusta llevar a la escuela y diseñen menús completos. Si los tienen planeados con antelación será más fácil para todos.

Recuerda siempre mandar agua sola. No hace falta que lleven jugos, agua de sabor ni refrescos. Tampoco dinero para que lo compren. Tampoco necesita comprar nada a la salida, en todo caso mándale más lunch y que guarde un poco o llévale tu una fruta que le sirva para aguantar el hambre hasta que lleguen a comer a casa.

Ahora bien, aquí la herramienta de oro… este cuadro que te da muchas opciones para que no sufras más.

Frutas

(listas para comer, ya porcionadas)

Verduras

(limpias, desinfectadas y en trozos)

Cereal/postre

(integrales)

Proteína

(sin grasa)

Grasa

(de origen vegetal)

Manzana o pera

Zanahoria Pan integral Pechuga de pavo Nueces
Gajos de naranja o toronja Palitos de jícama Tortilla de maíz o tostadas horneadas Queso panela o oaxaca Almendras
Uvas Pepino Tortitas de cereal Atún Pistaches
Arándanos o pasitas Apio Elote Yogurt o leche Crema de cacahuate
Melón Jitomates cherry o en rebanadas Papa o camote cocidos Pechuga de pollo Aguacate
Cerezas Brócoli Palomitas de maíz Hummus o jocoque Aceitunas
Kiwi Betabel Arroz o pasta integral Frijoles o lentejas Aceite de oliva
Durazno o guayaba Germinados Galleta integral o María Huevo
Plátano macho asado Lechuga o espinaca Miel, mermelada o cajeta

 

 

Recuerda:

  • • Elige solo una opción de cada grupo y que sean de colores diferentes.
  • • Cuida las porciones. Puedes combinar, por ejemplo: harina + leche + huevo = hot cake o pan + frijol + queso = mollete.
  • • Cuida preparaciones (ojo sobre todo con los niños pequeños) quitando semillas, cáscara o porcionando los alimentos.

Finalmente, algunas combinaciones para que veas por dónde va la cosa:

  • • Fruta y verdura +  pasta con aceite de oliva y queso panela (o parmesano)
  • • 2 tortitas de cereal con crema de cacahuate y rebanadas de fresa + verduras
  • • Cuadritos de pechuga de pollo con brócoli + palomitas y fruta
  • • Mix de semillas (nueces, almendras, pepitas) con arándanos o pasitas + frijoles con arroz o quinoa con aguacate
  • • Ensalada de atún (atún en agua con lechuga, apio y mayonesa) + tostadas de maíz + fruta
  • • Quesadillas (tortilla de maíz con queso Oaxaca y/o pechuga de pavo) + melón + jitomate

Así pues, que el regreso a clases no sea más que eso, un regreso a clases: sencillo, divertido y de rutina.

 

Sol Sigal.

 

22 agosto, 2018 @ 12:26 pm No hay comentarios en No te compliques… manda un lunch sencillo