¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

380 mis muertos

Día de muertos, una de las tradiciones que más me gusta y como todos, en mi vida convivo con muchos muertos y de muchos tipos: personas que físicamente ya no están y personas que siguen vivas pero emocionalmente murieron para mi. Objetos que tuve y ya no, algunos los recuerdo otros ya no. Ilusiones que perseguí, algunas las alcance, otras siguen por ahí. En fin, mascotas, amigos, compañeros, objetos, emociones, pensamientos, ideales, fantasías… de todo ha pasado y de todo he enterrado.

Hoy les voy a contar de “mis muertos” en torno a la nutrición. De las ideas que algunas vez creí y que ahora están enterradas (y no tienen espacio en mi ofrenda).

1. Estar flaca es sinónimo de ser feliz.

¡Claro que no! Hay flacas felices e infelices y no flacas felices e infelices y ¿saben por qué? Porque todos somos las dos cosas. Atravesamos momentos de felicidad, de tristeza, de melancolía, de euforia, de paz, de incertidumbre, de duda, de enojo, de frustración, de todo. Y de eso está hecha la vida, de la capacidad para sentir todo tipo de emociones y aprender a acomodarlas en nuestro día a día… no importa si pesas 50 o 100 kilos. Hay mujeres que están en su peso y pasan las tardes añorando todo lo que les falta y mujeres que no están en su peso y sin embargo, tienen todo para sonreír. La felicidad no es una talla de ropa, es una decisión y una actitud.

2 . Lo que importa son las calorías.

¡No! Las calorías son un número y ya. Lo que importa es nutrir el cuerpo, estar sano y tener energía. No son lo mismo 100 calorías de azúcar que 100 calorías de verduras llenas de fibra, agua, vitaminas, minerales y antioxidantes. Lo que importa es de dónde vienen las calorías que consumes y que tan bien o tan mal te hacen a ti en este momento de tu vida, con tus necesidades y requerimientos de hoy. Lo mismo sucede con el peso. El peso es un número, lo que realmente importa es de qué es ese peso… ¿10 kilos de músculo o 10 kilos de grasa? Obvio, todos queremos (y necesitamos) músculo.

3. Olvídate de los carbohidratos.

Crecí pensando que los cereales como el arroz, la papa, la pasta, el pan y las tortillas eran el mismísimo demonio. Los trataba de eliminar a toda costa con tal de perder peso. Todavía me acuerdo de mi en múltiples eventos sociales jurándome que “mañana” empezaba la dieta y dejaba de comer pan y tortilla, me acuerdo unas vacaciones en especial comiendo sólo ensaladas de lechuga porque todo lo demás estaba muy mal. Hoy por hoy como nutrióloga y atleta me doy cuenta de lo importantes que son y que la clave está en cuáles consumimos y a qué hora. Más, si eres deportista o tienes un estilo de vida muy activo (física o intelectualmente). Obviamente la cantidad importa, pero la calidad cuenta más.

4. La magia para perder peso no existe.

Pues no, una y otra vez se comprueba que no hay nada mágico en el control de peso, por lo menos en las pérdidas saludables. Los buenos hábitos no vienen en sobre ni en botellas de colores, mucho menos en pastillas y chochitos. Hay que aprender, ser constante y sobre todo, hacer conciencia para comer bien y con ello alcanzar un peso saludable. Es la única manera no sólo de perder sino de mantenerse sano y delgado. Todas las demás opciones son atajos que por más atractivos que parezcan, a la larga son peores, darás más vuelta.

5. La única manera de perder peso es teniendo hambre.

Falso de toda falsedad. De hecho la única manera de NO perder peso es tener hambre. El cuerpo es tan inteligente que si no tiene comida, hace todos sus procesos más lentos y procura almacenar lo más posible, por ello, ante el hambre, la producción de grasa. Ahora entiendo que la única manera de acelerar el metabolismo, tener energía, estar alerta y de buen humor es dándole al cuerpo lo que necesita y eso es agua y comida. Recuerda esto: si el cuerpo tiene, utiliza.

Y, de pilón, que no necesariamente tiene que ver con nutrición pero es toooodo mi tema:

El ejercicio duele.

La gran leyenda del deporte y los gimnasios: no pain no gain (si no duele no ganas). Otro de los grandes errores. Hay muchísimas maneras más inteligentes de entrenar que sufriendo. Hay que ir poco a poco y encontrar la disciplina que te guste y te haga ver y sentir bien. No todo es para todos. Prueba muchas opciones y verás que algo, seguro, te gusta. No corras si no te gusta, no hagas belly dance si sientes que no es para ti pero prueba la natación o las clases de pole o pilates o telas y verás que en algún lugar te acomodas. Busca un grupo o ve solo pero ve.

Así me despido… presentándoles a mis muertos. Desenterrándolos por unos instantes y ahora, los regreso a donde deben estar, en el baúl de los recuerdos y de los “nunca mas”.

Sol Sigal

4 noviembre, 2015 @ 3:29 pm No hay comentarios en Mis muertos