¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

 

Ya llegó la época de fríos y resfríos. No dejes que los cambios de temperatura, las fiestas, los enfermos que contagian y la mala alimentación pongan en jaque tu salud. Con estos 5 ingredientes puedes mantener al 100 tu sistema inmune y cerrar en año sano y salvo. Toma nota:

Guayaba

La fruta con mayor contenido de vitamina C (potente antioxidante). Tiene mucho más que la piña o los cítricos (mandarina, naranja, toronja o limón). Si bien la vitamina C no previene las gripas si hace que el malestar dure menos días y tenga menor intensidad.

Además, es rica en fibra (tipopectina que ayuda al sistema digestivo). Contiene también provitamina A, en forma de antocianinas que tienen propiedades antioxidantes y protectoras de la piel que estimulan el sistema inmune.

Puedes consumirla en pieza o en jugo, también queda deliciosa en postres, sólo no agregues demasiada azúcar. Por ser fruta de temporada su precio es muy accesible y da sabor y aroma a todos tus platillos.

Ajo

El mejor antibiótico natural debido a su contenido de elementos azufrados, como la alicina. Ofrece varios antioxidantes que combaten a los invasores del sistema inmunológico. Es potente antibacteriano, antiviral y antihongo.

Lo ideal es comerlo crudo, pero si de plano el sabor y olor te persiguen todo el día, cocínalo o tómalo en pastillas… pero es un indispensable en invierno.

Cacao o acaí

Ambos son fuente fundamental de antioxidantes. El acaí tiene 300% más que la uva, por su alto contenido en antocianinas. Contienen polifenoles que se ha visto reducen la proliferación de las células cancerígenas. Por su lado el cacao es alto en magnesio y triptófano, uno ayuda a fortalecer las defensas y el otro a dormir y sentirnos mejor.

Cualquiera de los dos que decidas consumir, cómelos sin azúcar añadida. Lo puedes agregar a jugos, postres o comer solitos.

Almendras y nueces

Por su aporte de vitamina E, vitaminas del complejo B, fósforo, magnesio, cobre y hierro se vuelven un alimento necesario para quienes desean reactivar la regeneración celular y fortalecer su sistema inmune.

Las semillas sin tostar y sin sal son las mejores, sólo ten cuidado con la cantidad porque tienen muchas calorías.

Miel, jalea real y polen

Con propiedades antisépticas, dietéticas, edulcorantes, tonificantes, calmantes, laxantes y diuréticas la miel contiene proteínas con efecto curativo y expectorante ayudando a descongestionar bronquios y pulmones y a suavizar la garganta. Al ser un alimento alcalino ayuda a la cicatrización de úlceras en el estómago y duodeno. Al ser rica en potasio es bactericida.

Puedes completar tu esquema preventivo con jalea real y/o polen. La jalea real tiene vitaminas B, C, D y E, minerales como manganeso, calcio, cloro, potasio, azufre, fósforo, aluminio, magnesio, silicio, hierro, cobre, zinc, cobalto, entre otros. Contiene lipoproteínas, enzimas y hormonas y se le han encontrado propiedades bactericidas y bacteriostáticas y que favorecen el sistema inmune. El polen también tiene super cualidades ya que contiene 22 aminoácidos, vitamina B y C, zinc, potasio, cobre, entre otros minerales y es el suplemento más completo para quienes desean consumir vitaminas y minerales sin productos químicos. Ayuda a fortalecer el sistema inmune y eliminar toxinas. Puedes buscar productos hechos de abejas meliponas y tendrás, aún, mejores resultados.

Finalmente, pero no menos importantes están los dos favoritos: el té verde y el yogurt. De ellos he hablado muchísimo en otros textos, uno por antioxidante y el otro por el alto contenido de probióticos y proteína.

Así pues, esta es tu farmacia nutricional. Con todo esto y una súper higiene de manos puedo asegurarte que el invierno será sólo una época de pasarla bien y disfrutar.

Sol Sigal.

 

 

 

 

 

20 diciembre, 2017 @ 2:39 pm No hay comentarios en Los indispensables del invierno