¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

 

Ciertamente las frutas y las verduras son súper saludables, pero hasta con ellas hay un tema que debemos tomar en cuenta: su contenido de pesticidas o plaguicidas.

Uno pensaría que al quitar la cáscara o lavarlos con eso queda resuelto el problema, pero no necesariamente. Para estos productos lo único que ayuda es moderar su consumo o comprarlos orgánicos.

De acuerdo con una publicación de EWG (The Enviromental Working Groups, ewg.org) estos son los 12 alimentos que merecen ser consumidos orgánicos:

  • Fresa
  • Espinaca
  • Nectarina
  • Manzana
  • Durazno
  • Apio
  • Uva
  • Pera
  • Cereza
  • Tomate
  • Pimiento
  • Papa

Y esto es porque de acuerdo a esta lista, llamada Dirty Dozen o “docena sucia”, el contenido de residuos de plaguicidas es muy elevado. En el caso de las muestras de fresa, espinaca, durazno, nectarina, cereza y manzana el 98% contenía residuos de al menos una sustancia (la USDA ha encontrado un total de 178 diferentes). Una de las muestras de fresa tuvo más de 20 pesticidas diferentes y las espinacas tuvieron el doble que otros cultivos. Un tema verdaderamente importante y que nos pone a pensar en la necesidad de invertir en frutas y verduras más limpias.

Entre los más limpios encontraron maíz dulce, aguacate, berenjena, col, cebolla, papayas, espárrago, entre otros que sin duda podemos seguir comprando del mismo modo como lo hacíamos.

Es importante saber que, como decíamos, pelar, lavar o desinfectar no es suficiente, la “compra inteligente” puede ser la solución. Es un hecho que quien consume orgánico, come más limpio. Otra opción es cultivarlo en huertos caseros, si no todo, al menos esos alimentos que están más sucios. Quizá no es lo más sencillo, pero sin duda lo más sano.

Si vas a seguir comprándolos en el mercado o en el súper (como yo), busca versiones orgánicas.

Sol Sigal.

 

 

 

1 noviembre, 2017 @ 2:48 pm No hay comentarios en La “docena sucia”