¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

estancado

 

Entrenas, comes bien y descansas. Es decir, todo lo haces como debe ser, pero ya no ves resultados. Tu composición corporal nada más no cambia y estás hart@. Al parecer necesitas un empujón para salir de este estado de “estancamiento” que puede ser tan frustrante como desesperante. Porque he estado ahí y te entiendo, te voy a compartir el mix de suplementos que te ayudarán a salir, sin efectos secundarios ni riesgo alguno (claro, siempre y cuando toleres estas sustancias y ajustes las dosis) así que, toma nota:

Cafeína

Como es conocido, la cafeína es una sustancia que se encuentra en ciertas plantas. En los humanos, es estimulante del sistema nervioso central y tiene efecto diurético (ayuda a eliminar líquidos). Generalmente se consume en el café, té, chocolate, refrescos de cola y bebidas energizantes.

Hay suplementos para deportistas que contienen cafeína porque se ha comprobado que tiene cierto efecto en la pérdida de grasa corporal y durante la ejecución deportiva ayuda a mejorar los estados de concentración, alivia la fatiga y la somnolencia.

Una taza de café (promedio) contiene 100 mg de cafeína. Esta cantidad es suficiente para percibir los efectos sin tener las tan incómodas reacciones secundarias.

La idea del consumo de cafeína es promover la lipolisis o la ruptura de las células de grasa para facilitar su utilización como fuente de energía.

Carnitina

Esta sustancia la sintetizamos en riñones, hígado y cerebro a partir de dos aminoácidos (lisina y metionina) y tiene como función principal utilizar la grasa como fuente de energía.

La idea de la suplementación con carnitina es aumentar el proceso de oxidación y que la energía que el cuerpo necesita durante la actividad física provenga de las reservas de grasa.

Habrá quien cree que no funciona, habrá quien cree que sí funciona… lo que es una realidad es que en más de 60 años que lleva en el mercado no han podido encontrar efectos secundarios a su consumo. De hecho, es frecuente su uso en pacientes con hiperlipidemias (colesterol y triglicéridos elevados).

La dosis va de 1000 a 1500mg antes de hacer ejercicio. Habrá que ajustar esta dosis a cada paciente dependiendo del peso, talla, porcentaje de grasa, tasa de sudoración, etc.

Omegas

Los ácidos grasos Omega-3 y 6 son tipos de grasa “buena” que el cuerpo no puede producir y necesitamos consumirlos en los alimentos. Ayudan a proteger las células del daño oxidativo y tienen poder antiinflamatorio. Se ha visto también que disminuyen el riesgo cardiovascular y mejoran los niveles de lípidos en sangre.

Se ha visto que una dosis correcta de omega 3 ayuda al cuerpo a mejorar funciones hormonales, de la leptina por ejemplo, quien es la encargada de dar la señal de saciedad al cerebro para dejar de comer.

En este caso, dependiendo del suplemento que compres, la cantidad de cápsulas a tomar.

Así pues, con estos tres suplementos tenemos alguien que “saque” la grasa de los adipositos, alguien que la ponga a disposición del cuerpo para que se use como fuente de energía y alguien más que te ayude a después ya no comer en exceso. ¿Qué más quieres? Proceso redondito y perfecto. Pruébalo y cuéntame cómo te fue.

Sol Sigal.

 

29 marzo, 2017 @ 3:16 pm No hay comentarios en ¿Estás estancad@? Necesitas un empujón