¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

392 equipo jugos

 

Está de moda tomar jugos. Todo mundo quiere amanecer y hacerse un jugo verde, caminar por la calle y que lo vean bebiendo en lugar de comiendo y llegar a casa por la noche y hacerse algo “ligerito” para cenar. Nada que decir de las dietas detox de varios días o los cleanse (todos métodos con rimbombantes nombres en inglés y que poco tienen de seguros y científicamente comprobados).

Comenzaré diciendo que la onda del jugo verde en la mañana tiene mil años… ya mi abuela se hacía unas mezclas de nopal, apio, perejil y toronja. No era “trendy” pero sin duda ya se usaba. Terminaré diciendo que nada hay más falso que pensar que los jugos, por ser líquidos, tienen pocas calorías. Hay unos que pueden tener 500 o 600, lo mismo que cualquier cena abundante pero que deba masticarse (lo cual a su vez tiene ventajas sobre beber ya que el proceso de masticación gasta más calorías que el de sólo deglución). Pero ese no es el tema de el texto de hoy.

Hoy les quiero ayudar, si deciden que van a hacer jugos, a que elijan con qué equipo es mejor. Les doy las características para que ustedes decidan qué necesitan:

Exprimidor

El de siempre, el clásico. Manual o eléctrico te va a ser muy útil para los cítricos. El manual sirve más para limas y limones y el eléctrico para frutas más grandes como mandarina, naranja o toronja. Permite extraer el jugo pero deja la mayor cantidad de fibra pegada a la cáscara de la fruta.

Rayador

Sirve para frutas con semilla como el jitomate o la guayaba. Igual para algunas verduras como la zanahoria si quieres agregarla a tus bebidas sin haberle quitado la fibra. Realmente no es esencial pero puede servir.

Licuadora

Esta sí es fundamental. El vaso puede ser de vidrio o de plástico pero las aspas deben ser de metal. Es importante que el vaso que uses para hacer tus licuados, sea exclusivo ya que si es de plástico y en él preparas alimentos con chile, cebolla o especias de sabor muy fuerte, puede ser que el sabor de tu jugo cambie al impregnarse de pequeños restos de comida. La ventaja (o para algunos la desventaja) de este aparato es que deja el alimento completo, con todos sus nutrientes, fibra y agua. De hecho, puedes colocar en el vaso piezas de mayor tamaño y así evitas picar y cortar.

En el mercado hay licuadoras con diferentes velocidades, la que compres dependerá de qué tanto quieres que se muelan los ingredientes. Sólo hay que recordar que lo más probable es que a mayor velocidad mayor calor y el calor es el que oxida las frutas y hace que se pierdan vitaminas y enzimas. Si compras un aparato con muchas velocidades, no hagas tus jugos en la más alta.

Extractor

Es la herramienta más común para quien desea prepararse un jugo. Extrae el jugo por centrifugado y la velocidad de rotación hace que las frutas y verduras choquen contra las paredes del filtro y este salga, eso sí, separado de la pulpa. Son aparatos económicos que te permiten hacer jugos rápido y sin necesitar mucha preparación: lavas los ingredientes y los cortas en trozos. Es muy útil para el jengibre ya que quita lo seco de la raíz pero extrae el jugo.

Como desventaja tiene que no extraen todo el jugo, la pulpa o fibra suele quedar húmeda lo que significa que necesitas más materia prima para obtener la misma cantidad de producto final. Algunos modelos son ruidosos y generan calor, lo que se traduce en jugos con menor calidad nutricional.

Prensa en frío

La opción más cara y de moda. De hecho, no son fáciles de conseguir. Usan un molino helicoidal que va prensando la fruta para extraerle el jugo y que, hay que decirlo, conserva mejor las propiedades y sabores de los alimentos. En este equipo que los ingredientes estarán más integrados y tardará más en separarse la mezcla u oxidarse.  Son más lentas, justo para no generar calor. Conserva no sólo vitaminas y minerales sino enzimas de los alimentos, lo cual es fundamental para lograr los beneficios en salud deseados. Sirven para cualquier fruta o vegetal, incluido el pasto de trigo o weat grass, los germinados y las hojas verdes. También es útil para elaborar leches de almendra, nuez, coco, etc.

Ahora, ¡a preparar todos los jugos que quieras! Eso sí, acuérdate de respetar la gran regla de oro: dos verduras verdes por una fruta o una verdura de color.

Sol Sigal.

27 enero, 2016 @ 3:52 pm No hay comentarios en Equipa tu barra de jugos