¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

diureticos

 

Comencemos por decir que un diurético es una sustancia o medicamento que facilita la eliminación de orina y es de uso frecuente en pacientes que retienen líquidos. Muchas veces ellos mismos no quieren tomar medicinas y deciden buscar sustitutos en sustancias “naturales” o no procesadas.

De entrada, les tengo que confesar que el término “natural” no me encanta porque como les digo a mis pacientes: el veneno de serpiente es natural y mata. Pero bueno, lo que quiero decir es que en esta oleada de modas que buscan regresar a lo básico y a lo original, le ha dado a las industrias por etiquetar todo como “natural” y nos ha dado a los consumidores por creer que como es natural, es bueno. Nada más alejado de la realidad.

Como en todo, no hay cosas buenas ni malas, todo depende de la dosis, el momento y la persona que lo consuma. Como bien dice Mariana Camarena (@NutricionActiva) la diferencia entre el remedio y el veneno, es la dosis. En el caso de los diuréticos naturales esto es clarísimo.

Es importante que sepan que la hidropesía o edema (retención de líquido) es un síntoma clínico de que algo no va bien, no es una enfermedad en sí. De hecho, quien esté sufriéndolo debe visitar a un médico para descartar problemas renales, de corazón o del aparato digestivo. Será también él quien valore si se pueden dejar los medicamentos para cambiar a algo natural.

Con relación a la alimentación, el primer paso para corregir la retención de líquidos es disminuir el consumo de sal (sodio) y aumentar el de potasio. Para ello si se pueden usar alimentos como alternativa.

Dicho lo cual, ahora sí, les presento algunas frutas y verduras que les ayudarán a eliminar líquido cuando sientan que lo necesitan:

Frutas y verduras color rojo/ naranja: Jitomate, betabel, berenjena, sandía, zanahoria, arándanos, higos, uvas, etc. que son básicamente agua (80-90%) y están llenos de antioxidantes, vitaminas (C y A) así como betacarotenos y licopeno. Todos ellos ayudan a contrarrestar el efecto nocivo e inflamatorio de los radicales libres, dejando las arterias más libres para que circule la sangre y a los riñones con más capacidad para eliminar lo que sobra.

Frutas y verduras color verde: Pepino, lechuga, alfalfa, berros, alcachofa, perejil, apio. Sucede igual que con el ejemplo anterior, el aporte de minerales (potasio, magnesio, hierro y silicio, por ejemplo) y vitaminas facilitan la expulsión de líquido retenido al contrarrestar el efecto del sodio. El espárrago, por ejemplo, contiene asparagina que ayuda también.

Piña: Contiene vitaminas y minerales pero sobre todo mucha fibra y bromelina que favorece el proceso digestivo y la eliminación de líquidos.

Cebolla: Como contiene aceites esenciales, magnesio y otros minerales actúa mejorando la filtración renal de agua y sal.

Té verde: Se ha dicho que sirve como diurético natural y esto puede ser cierto ya que contiene cafeína, de la cual si se conocen las propiedades.

Infusiones: Otras opciones son las semillas de mostaza o de hinojo, pelo de elote, diente de león infusionados en agua. Tres tazas al día de cualquiera de estas bebidas ayudan a eliminar el exceso de líquido.

Agua natural o de flor de jamaica: Ambas estimulan el reflejo de micción ya que al no contener sodio se elimina la retención. Es importante decir que el agua de flor de jamaica no es mejor que el agua sola, lo que si se ha visto es que, al tener sabor, las personas beben más cantidad, lo que se traduce en más orina.

Vinagre de manzana: Ayuda a limpiar y desintoxicar los riñones, alto en enzimas y con pH alcalino, es una excelente alternativa para estar en balance

Así pues, elijan la fruta, verdura o té que elijan, la clave está en consumirlos como parte de una dieta correcta y baja en sodio. No hay ninguna flor, fruta o hierba que pueda contrarrestar el efecto de un platillo lleno de sal que hará que retengamos líquido y nos sintamos hinchados.

Resta decir que tengan cuidado con la cantidad ya que en exceso pueden causar deshidratación, calambres, vómito, diarrea, estreñimiento, náuseas y malestar general, desajustes hormonales y problemas cardiacos además de afectar órganos como los riñones y el cerebro.

Sol Sigal.

 

 

 

25 enero, 2017 @ 5:49 pm No hay comentarios en ¿Diuréticos naturales?