¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

 

Hay una diferencia abismal entre estar triste y estar deprimido. Episodios de tristeza viviremos muchos a lo largo (y ancho) de nuestra compleja vida. Son pasajeros y no alteran de manera relevante la vida cotidiana, uno se siente triste unos días y poco a poco puede ir saliendo de eso. La depresión es otra cosa. La depresión si altera la vida de quien está deprimido y nada tiene que ver con “echarle ganas”.

En una conferencia a la que fui, el psiquiatra Rodrigo Corona comparaba el “échale ganas, no te deprimas” con lo absurdo de decirle a alguien que vive con diabetes que le diga a su páncreas “ándale, produce insulina, échale ganas”.

La depresión es una enfermedad, un trastorno anímico difícil de superar con buenas intensiones.  Hay que atenderla de manera integral. Se manifiesta con tristeza profunda, falta de concentración, provoca angustia mental, cansancio constante, indecisión y ganas de no hacer cosas y quedarse en casa, si es posible en cama, esperando a que la vida pase.

Es una enfermedad incapacitante y afecta a nivel personal, laboral, escolar y social. La Organización Mundial de la Salud ha encontrado que la depresión ha aumentado 50% en los últimos 25 años que padecen más de 300 millones de personas en el mundo. Afecta más a las mujeres que a los hombres y en el peor de los casos, la depresión puede llevar al suicidio.

Según datos de la Encuesta Nacional de Hogares 2015, 30 millones de mexicanos están deprimidos y es fundamental que busquen ayuda para que se haga el diagnóstico y se aplique el tratamiento correcto. Más de dos semanas con signos y síntomas son señal de que hay que visitar a un experto.

Por otro lado, en la conferencia la Dra. Denis Rivera habló de la importancia del deporte como antidepresivo. Habló de la necesidad de fomentar la actividad física como parte del tratamiento integral ya que ayuda a la integración del paciente. El ejercicio ha demostrado ayudar también a mejorar la atención y la memoria, disminuir la sensación de dolor y ansiedad. Finalmente, es a través del deporte que el cuerpo produce endorfinas y son estas hormonas las que dan sensación de bienestar.

Así pues, por donde le veamos, ¡HAY QUE MOVERSE! Hay que hacer ejercicio, comer bien, visitar un especialista, tomar terapia y medicamento si hace falta y… hay que ver los videos de la OMS sobre depresión, los de Black Dog https://www.youtube.com/watch?v=d4S6rYIGXNc y visitar su pagina de internet who.int donde encontrarás muchísima información para el paciente y sus familiares porque, como cualquier enfermedad, afecta a todos los que están cerca del deprimido.

Sol Sigal.

 

 

 

 

31 mayo, 2018 @ 3:05 am No hay comentarios en Deporte y depresión