¡Que sea la última vez que vuelves a empezar!

lun, mar, miér y jue: 7:45 am a 2pm;
Miércoles: de 4:30 a 7:30pm;
Sábado: 9:30 am a 2pm

(55) • 5658 • 1558

Agenda una cita AQUÍ

Coyoacán, Ciudad de México.

health_coach

 

¿Crees que ha llegado el momento de ponerte a dieta? Hay muchas personas que te pueden ayudar. Seguro tu prima, tu vecina, una tía o tu mamá tienen ideas de cómo comer, qué hacer y qué no hacer y no pueden esperar para darte toda esa información.

Si buscas en internet te saldrán millones de resultados en menos de un minuto, miles de propuestas, promesas, productos y personas que te aseguran que con poco esfuerzo verás grandes resultados. Eso no es verdad. Lo mismo sucede con cientos de publicaciones que ofrecen “vientre plano “,“cuerpo de bikini”, “10 kilos menos sin esfuerzo ni ejercicio”, en fin. Lo más probable es que todo eso sea charlatanería.

De hecho, en México sólo hay dos especialistas certificados o autorizados para ayudarte a perder peso: bariatras y nutriólogos y cuando vayas a consulta, puedes pedir que te dejen ver su número de cédula o su título profesional.

Los bariatras son médicos con especialidad en el manejo de pacientes con obesidad y generalmente se apoyan con medicinas. Los nutriólogos son especialistas en alimentación y sus estrategias están más enfocadas a modificaciones dietéticas y de estilo de vida.

Fuera de ello están todas las combinaciones que se te ocurran, unas buenas otras no.  Ahí caben los “tan de moda” Health Coaches. Ellos estudiaron unos meses en Estados Unidos o por internet y conocen ciertas estrategias que te pueden ayudar a llevar una vida más sana. Suena bien. El problema con ellos es que, así como hay unos muy buenos que conocen sus limitaciones hay unos muy malos que pueden poner en riesgo tu salud y estabilidad emocional. Al saber un poco de todo, no saben bien de nada. Eso puede hacer más mal que bien.

Por supuesto estoy hablando de quienes no tienen una formación en ciencias de la salud y pasan de ser abogados o notarios a ser Health Coaches, dar dietas y poner entrenamientos. Obviamente si es una nutrióloga y continuó sus estudios por esta área, está perfecto. Si es un médico o un psicólogo y decidió caminar por el increíble camino de la nutrición, está perfecto. Donde yo veo riesgo es en quienes no saben y creen que con recomendar súper foods, sal del Himalaya, dietas cero gluten y cero lácteos van a curar a un paciente con cáncer o diabetes. Eso sí ya no es una broma.

Yo creo que los Health Coaches llegaron a ocupar un espacio que las nutriólogas teníamos desatendido y es la cercanía con el paciente y lo sencillo de sus recomendaciones. Si tú le preguntas a alguien que va con un coach de salud por qué lo hace, te dirá muchas cosas, entre ellas que “se sienten más cerca de ellas que con un médico y que no les ha costado trabajo la dieta”. De hecho, muchas veces el seguimiento es cercano, cotidiano, muy cuidado y eso está bien.

Como verán, creo que hay cosas buenas y hay cosas malas. Yo no estoy peleada con ellas, es más, me encantaría estudiarlo. También creo que cada quien decide en manos de quien pone su salud y la de sus seres queridos.

De hecho, una cosa no debería sustituir a la otra. Uno debería poder ir con una nutrióloga y después con un Health Coach para completar el tratamiento y que no hubiera problema con eso. En lugar de que una le tire a la otra, mejor se apoyan La nutrióloga diagnostica y después entre todos buscan lo mejor para el paciente.

Decidas lo que decidas, por favor asegúrate de que estás en manos de alguien que estudió, que sabe lo que hace, que tiene experiencia y que la puede comprobar si se la pides. Recuerda: no cualquiera sabe y no cualquier cosa ayuda.

Sol Sigal.

 

 

 

 

31 mayo, 2017 @ 2:04 pm No hay comentarios en ¿Health Coach o Nutrióloga?